Suiza prohíbe cocinar langostas vivas en agua hirviendo

Juan Rozzi
12 - 01 - 2018
0 comentarios

Si bien es una práctica  común en todo el mundo, la langosta se agita e intenta escapar antes de ser sumergida en agua hirviendo. 

Como parte de una ampliación en las leyes de protección animal, Suiza ha prohibido el uso de esta técnica culinaria. A partir del 1 de Marzo, sumergir las langostas vivas en agua hirviendo” será ilegal, solo se podrá “aturdir” a la langosta con una descarga eléctrica o la “destrucción mecánica” de su cerebro antes de meterla en la olla. Pero la pregunta acerca de si el animal sufre sigue sin respuesta. 

Las langostas tienen alrededor de 100.000 células nerviosas. Defensores de los derechos de los animales y algunos científicos argumentan que dicho sistema nervioso es suficientemente sofisticado para sentir dolor, con lo cual los métodos propuestos por el gobierno suizo no solucionarían lo que pretenden evitar. 

Por otro lado, diversos actores como el Instituto de la Langosta de la Universidad de Maine, sostienen que no son capaces de procesarlo, dejando entrever que los movimientos antes mencionados son simplemente un reflejo.