Ni rotos ni descosidos, vincularse en la era digital.

Victoria Saenz
Consultora en servicios de moda, diseño y comunicación para empresas. Titular de El Altillo Vintage.
15 - 08 - 2017
0 comentarios

Hace un tiempo me encuentro en charlas con una tematica recurrente entre las mujeres. Una de las preguntas que más aparecen es ¿Qué les pasa a los hombres?Las charlas femeninas más comunes son con respecto el comportamiento masculino frente al inicio de un vínculo. "Me likea todo" "me mira las historias de insta" " me habla por WhatsApp pero nunca llegamos a concretar". No quiero creer ni caer en que hoy no tenemos tiempo para vincularnos porque eso sería perder la esperanza en que este sistema algún día dejará de determinar y dar forma a nuestras relaciones, amistades y familias pero es real que algo sucede y me parece que está bueno abrir el debate.

La pérdida del erotismo y el amor digital:Años atrás el interés masculino por ver un cuerpo femenino desnudo muchas veces era el comienzo de un contacto con una mujer. Hoy nos encontramos bombardeados por imágenes de cuerpos semidesnudos en redes sociales, tv y revistas. Sí sumamos al hecho de que el ser humano pierde el interés por aquello que ya no nos es nuevo, el cansancio y la falta de energía a la que nos vemos expuestos por trabajar y ser exitosos en todo, nos da como resultado un combo en el que muchos hombres se contentan con scrollear pantallas, poner "me gusta", iniciar una charla incluso por whatsapp y culminar en una sensación de fatiga que devendría de realmente tener un contacto real en persona qué trunca los planes antes de comenzar.

¿El sistema nos moldea a través de la tecnología para que nuestros vínculos sean cada vez menos reales? Aclaro que este artículo no es un descargo contra los masculinos, al contrario...es un abrazo digital y una forma de que nos acerquemos sin tantos estereotipos y enojo.¿Qué pasa con las mujeres? Por otro lado escucho mucho de la "histeria masculina"..."cómo puede ser que lo invito a casa y da tantas vueltas". Damos por hecho que sino quieren tener sexo y nada más no están bien de la cabeza, son histéricos. Hagámonos cargo de que cosificamos a los hombres y no registramos sus sentimientos.

El sistema nos moldea a través de la tecnología para que nuestros vínculos sean cada vez menos reales?

Qué pasó con la igualdad?Ya sabemos que los roles cambiaron, que la mujer se empoderó, que venimos de una sociedad patriarcal que estamos actualmente intentando cambiar. Estamos enojadas, es entendible, nos matan a diario. En todo duelo hay etapas: negación, ira, negociación, depresión y aceptación. Este es el recorrido que se transita para sanar la pérdida de un ser querido. Perdimos un rol hombres y mujeres. Estamos en un duelo, recién entre la segunda y tercer etapa, enojo y negociación.

En otras épocas femeninos y masculinos eran diferenciados por funciones. El hombre proveía, trabajaba y fue el que creó espacios culturales (clubes, bares, etc). La mujer por su parte se quedaba en su casa criando hijos. Con el empoderamiento femenino las mujeres lograron poder hacer muchas cosas antes impensadas. Pero qué pasó con el hombre? Cómo hace un hombre hoy para invitar a una mujer a salir? (una mujer que puede vivir sola, trabaja, sabe cambiar el aceite a un auto, hace asados y practica boxeo, cómo es mi caso).Me han llamado "mujer fálica". Si seguimos pensando en esos términos la igualdad es ficticia. El empoderamiento no tiene que ver con tener un miembro masculino. Estamos todas de acuerdo en que ganamos espacios, logramos objetivos, no nos oprimen (tanto) como antes. Y los hombres? cómo se configura su nuevo rol? qué tienen para ofrecer a una mujer?

Ahí reside la cuestión. Si pensamos los vínculos en términos de complemento de lo que le falta al otro estamos perdidos. Yo no quiero una generación de rotos y descosidos. Quiero seres humanos completos, felices, realizados que se acompañen y puedan cumplir todos los roles juntos.Y también quiero que un hombre cierre el chat y me invite a salir de verdad.